MI GRAN AMIGO TOY

Hace poco falleció TOY. Se preguntaran quien era, era un perro que solo le faltaba hablar, pues cuando te miraba, sabia como estabas. La familia que lo cuidaba desde que era un cachorro, lo  tenía como uno más. Tenía una mirada que te encandilaba y relajaba al instante. Adrian y Alex,  los niños de la familia sintieron mucho su muerte, jugaban con él, se ponían encima, le tiraban de las orejas o del rabo y no protestaba. Los niños decían que iban a hacer ahora, pues TOY era uno más y un bálsamo para ellos. Yo les digo  que él siempre estará presente, porque nadie muere mientras se le recuerda .Recordar como jugaba con vosotros y os miraba, su sonrisa y su trato cálido y amable. Ahora está en un lugar donde los perros están siempre contentos y jugando. Cuando veáis en el cielo  una estrella que brille mucho y destaque sobre las demás será él, que os estará diciendo que está bien y que siempre os protegerá.

Querido TOY, nunca te olvidaremos y te mandamos todo nuestro amor y cariño. Fuiste un compañero leal. Muchos besos de parte de todos.