EL SUFRAGIO FEMENINO EN ESPAÑA

El sufragio femenino dio lugar a una de las batallas mas recordadas de la historia parlamentaria española. Las protagonistas fueron dos mujeres abogadas, Victoria Kent y Clara Campoamor.

Ambas eran abogadas, políticas y feministas. Aunque que tenían mucho en común, en un momento determinado sus posturas quedaron enfrentadas.

Clara Campoamor era diputada del Partido Radical de Lerroux y Victoria Kent consigue un asiento con el Partido Republicano Radical Socialista. En ese tiempo las mujeres podían ser elegidas, pero no electoras. Luego se incorporo Margarita Nelken del Partido Socialista, cuando se aprobó el sufragio femenino. Fueron las tres únicas mujeres que tuvieron su sitio en el parlamento hasta 1933 con el triunfo de la CEDA.

El enfrentamiento entre ambas fue entre otros motivos porque Clara Campoamor estaba a favor de que la mujer tuviera los mismos derechos que los hombres y pudiese votar.

“Los ciudadanos de uno u otro sexo, mayores de 23 años, podrán votar con los mismos derechos electorales conformen determinen las leyes. Artículo 36, Constitución de la II República Española”.

Con este artículo, España se convierte en la primera nación latina que otorga iguales derechos a hombres y mujeres a la hora de votar.

Un articulo importante es el 43, que hace referencia al matrimonio, que dice que el matrimonio se funda en la igualdad de derechos para ambos sexos.

El hecho que una mujer votase y tuviese los mismos derechos que un hombre suscito muchas controversias. No solamente por parte de los hombres, también por mujeres.

En una sociedad en que estaba mal visto que una mujer llevase pantalones o que tuviera estudios y cuyo destino era casarse, que unos sectores políticos con una ideología liberal luchasen por los derechos de las mujeres era algo novedoso.

Fue una época en que las mujeres consiguieron entrar poco a poco en puestos que antes eran solo para hombres.

El 14 de abril de 1931 se proclamó la segunda republica y el 14 de julio de ese mismo año quedaron inauguradas las cortes constituyentes. Dos años después, el 19 de noviembre la de 1933 la mujer pudo votar por primera vez.

Cuando se produjo el golpe de estado el 17 de julio para levantar a una república elegida por el pueblo, dirigido por Francisco franco y militares influyentes, los derechos que se habían logrado se perdieron. Y cuando acabo la guerra el 1 de abril de 1939, la mujer paso a ser un ser inferior y destinada a las labores de su casa, cuidar de sus hijos, marido y ser buena esposa.